La palabra permanencia hace tiempo que quedó grabada a fuego para la plantilla del Club de Fútbol Villanovense. Ir partido a partido, o «final a final» como diría Julio Cobos, es la única receta para poder conseguir el objetivo. Después de dos victorias consecutivas ante Almería B y Malagueño respectivamente, el cuadro serón buscará dar un nuevo golpe, esta vez ante el líder Melilla en el Estadio Municipal Villanovense (12:00h).

Tan solo quedan cuatro fechas para llegar al final y con todo tan apretado cualquier despiste o error puede costar muy caro. La Unión Deportiva Melilla llega al choque en un gran estado de forma después de endosarle un contundente 4-0 al Atlético Sanluqueño la pasada semana, por lo que vendrá cargado de pólvora al Municipal. Precisamente el feudo serón tendrá que volver a ser el fortín de las grandes citas acompañado por la grada, que a buen seguro teñirá de verde para animar al equipo.

Los de Luis Carrión no pierden desde el pasado tres de marzo, o lo que es lo mismo, casi dos meses. Fue ante el Cartagena, y desde entonces encadenan siete partidos consecutivos sin conocer la derrota. Después de la marcha de algunos jugadores en el mercado invernal como Yacine, el cuadro melillense pareció resentirse durante algunas fechas, pero a estas alturas a recuperado la eficacia y contundencia del inicio del campeonato. No en vano llega líder del grupo con 66 puntos, los mismos que el segundo clasificado el Recreativo de Huelva.

En las filas del Villanovense Julio Cobos no podrá contar con el sancionado Ángel Pajuelo ni Braim Amar, jugador cedido por el Melilla y cuya ‘cláusula del miedo’ hace que no pueda ser de la partida. Por lo demás, el técnico serón tendrá plena disponibilidad para poder hacer un once de garantías con el que poder conseguir los tres puntos en casa.