El partido del próximo domingo (17:00h) se torna crucial para los intereses de nuestro Club de Fútbol Villanovense. Un choque de máxima exigencia ante un duro rival como la Real Balompédica Linense, que llega en una cómoda situación clasificatoria.

Así pues, los hombres de Julio Cobos han regresado este miércoles al trabajo tras un día de descanso y tras la dolorosa derrota del pasado domingo en El Prado ante el Talavera. No obstante, la plantilla serona ha arrancado la semana de trabajo con mucha intensidad y esfuerzo para preparar lo mejor posible el próximo encuentro.

En la sesión han estado presentes todos los jugadores disponibles de la plantilla con la gran novedad de Eduard Calin, que el pasado martes comenzó a realizar carrera continua y sigue recuperándose de su lesión de rodilla.