Tan solo tres finales restan para que acabe la temporada y a estas alturas cualquier acierto o fallo puede resultar crucial. El Villanovense afronta una nueva jornada decisiva ante el Sevilla Atlético, que llega con 42 puntos y que está a una victoria de conseguir la salvación virtual en Segunda División B.

El cuadro hispalense ocupa actualmente la duodécima posición de la tabla clasificatoria y viene de perder 1-0 frente al Atlético Sanluqueño, encadenando así cuatro partidos consecutivos sin ganar con tres derrotas y un empate en los últimos cuatro enfrentamientos. Su última victoria, no obstante, fue en casa hace cinco jornadas ante el Almería B por 1-0.

Mientras, en el Villanovense Julio Cobos podrá volver a contar con el capitán Ángel Pajuelo, que no pudo estar ante la UD Melilla por acumulación de amarillas. Quien no estará será Álex Romero, sancionado tras ver la quinta amarilla ante el cuadro melillense al provocar un penalti más que dudoso pero que el árbitro pitó sin pestañear. Así, está por ver si el técnico serón apuesta por Rafa Navarro en el lateral izquierdo como ya hiciera en anteriores ocasiones.

Por parte del cuadro hispalense habrá que prestar especial atención al juvenil Bryan Gil, que está cuajando una notoria temporada con el equipo sevillista y que incluso ya ha debutado con gol en el primer equipo, por lo que será la principal baza de los de Luci ante el Villanovense.

Además, habrá mucho colorido verde en las gradas del Estadio Jesús Navas con más de 200 aficionados serones. Al igual que en Málaga, el apoyo de la afición será crucial para empujar al equipo hacia una nueva victoria lejos de casa.