El Club de Fútbol Villanovense afronta una nueva jornada de liga con un solo objetivo: conseguir la victoria ante el Atlético Malagueño. Un nuevo triunfo de los de Julio Cobos supondría una inyección de moral tremenda para afrontar los cuatro últimos partidos llenos de moral para conseguir la permanencia.

El de este sábado a las seis de la tarde será un choque trascendental ante un Malagueño que se juega poco a nivel colectivo pero que a nivel individual cada futbolista querrá dar lo mejor de sí mismo. Eso lo sabe el técnico del conjunto serón, que no se fía del filial boquerón a pesar de que estén a 12 puntos de la permanencia.

La victoria ante el Almería de la pasada semana ha supuesto un soplo de aire fresco para la plantilla, que afronta este choque con mucha confianza en poder volver a ganar.

No podrá estar Borja García, que acumula cinco cartulinas amarillas y será baja para este partido.