Después de una semana de vacaciones la plantilla del Club de Fútbol Villanovense ha regresado al trabajo este domingo en sesión vespertina a las órdenes de Julio Cobos.

Los jugadores han vuelto al trabajo con las pilas cargadas para afrontar la segunda mitad de la temporada con la mayor de las ilusiones por conseguir el objetivo del club.

El equipo volverá a entrenar este lunes 31 de diciembre en el que será el último entrenamiento del 2018 antes de afrontar el choque ante el Recreativo de Huelva del próximo siete de enero.