El CF Villanovense, respecto a las acusaciones y comunicados en relación con el encuentro disputado el 26/11/2017 entre CF Villanovense y Extremadura UD,

MANIFIESTA:

1.- Lamentamos cualquier malentendido que pudiera haber surgido en cuanto a la ubicación de la afición visitante, toda vez que, el CF Villanovense ha cumplido fielmente los protocolos de seguridad establecidos, así como los acuerdos habidos entre los Clubes.

La ubicación de la grada era conocida con anterioridad por el Extremadura UD, y es la señalada por el protocolo de seguridad. La misma tiene capacidad para 504 localidades perfectamente diferenciadas. La misma sigue montada para su posible corroboración por quién desee hacerlo. Nada hay que ocultar.

El CF Villanovense mandó 500 entradas al Extremadura UD para su venta anticipada, y las vendieron todas. Cada aficionado visitante tenía la posibilidad de ocupar su localidad, existiendo incluso localidades sin ocupar.

Al aficionado que no quiso ubicarse en su localidad, a pesar de haber espacio suficiente, se le ofreció una doble posibilidad: devolución de su importe o una ubicación diferente, siendo ambas opciones rechazadas por los mismos.

Desconocemos en este momento si ha habido “duplicidad” de entradas, ya que, reiteramos que El CFV NO PUSO A LA VENTA NINGUNA LOCALIDAD DE GRADA SUPLETORIA EL DÍA DEL PARTIDO. Todas venían ya de Almendralejo, siendo una acusación muy grave acusar de vender más entradas que aforo sin prueba alguna.

Aun así reiteramos que había espacio para todos los asistentes.

2.- Lamentamos igualmente, los desafortunados comunicados del Extremadura UD, donde vierten infundadas acusaciones contra el CF Villanovense. Es indignante que un Club con la categoría que se le supone al Extremadura UD, utilice alegremente expresiones tales como “ auténtica vejación “ y “ maltrato “. Ni el Cuerpo Nacional de Policía y ni el Acta del Encuentro refleja incidencia alguna de estos aspectos.

Si su propósito es ocultar una posible crisis deportiva y/o institucional, sepan que este no es el camino, manchando el nombre de otro Club.

3.- Por último, respetamos, aunque no compartimos, la decisión tomada unilateralmente por el Extremadura UD, en cuanto a la ruptura de relaciones. Romper unilateralmente un acuerdo entre los 4 clubes extremeños y negar entradas para el partido de vuelta a la afición Villanovense, que de nada tiene culpa, sí supondría un verdadero maltrato y una vejación. Esperemos que rectifiquen por el bien del futbol extremeño.

En Villanueva de la Serena a 27 de noviembre de 2017